De erotismo y otros demonios

El arte de un buen oral para ellas


Tu boca y mis labios hacen extraordinaria combinación.
La humedad y tibieza de tu lengua van perfecto
con el calor y lo mojado de mis labios
ambos se abren para recibirse, primero con un beso tierno,
apenas palpable donde tu lengua recorre recogiendo su humedad.
Después con tu boca y tu lengua succionando, lamiendo
con vigor y fuerza para que mis labios se abran mas
para que llegues a explorarme en su totalidad.
Deja que mis labios besen tu boca y la llenen de su humedad
haz que tu boca no deje de lamer, de besar mis labios
Dame un beso francés, explorando hasta hacerme explotar
Y recibirás de mis labios, de mi sexo un beso de Singapur

Ana Laura Rosas, Sexóloga.

El sexo oral es una de las formas que existen para expresar nuestra sexualidad, una práctica placentera, muy satisfactoria que la inmensa mayoría de las parejas y culturas tienen. Después de la autoerotización, el sexo oral es la práctica con más orgasmos, comparada con otras prácticas sexuales.

En esta ocasión hablaremos del sexo oral dirigido a las mujeres, y en la siguiente columna hablaremos de la Felación o el sexo oral hacia los varones. La práctica del sexo oral a las mujeres se le llama Cunnilingus, del latín cunnus (vulva) y lingo (lamer), que en realidad si nos dijeran, ¡Oye cariño, muero de ganas de hacerte un cunnilingus!, seguramente no se nos antojaría nada. A la práctica del sexo oral, se le conoce solo como hacer un oral, hacer una mamada, lamerte, comerte, chuparte, etc. Y consiste en la estimulación de los genitales femeninos con la boca. Pero un error importante es que siempre que pensamos en el sexo oral, la imagen que viene a la mente es nuestra boca y los genitales de la otra persona, y si bien es cierto eso, en realidad sería importante considerar que la practica oral, en realidad es el uso de nuestra boca para dar placer sexual, pero no necesariamente solo a nuestros genitales. Ya que, si se trata de estimular con la boca, entonces la practica empieza con los besos en los labios, en otras zonas del cuerpo, el uso de la lengua recorriendo la piel, hasta llegar a la zona genital, pero sin detenerse ahí, recorriendo muslos, nalgas, espalda. La práctica oral requiere de ayudas como las manos y la voz, que es importante no olvidar.

Hacer un buen oral tanto a mujeres como a hombres, implica técnica, no es algo que de manera natural solo con desearlo se pueda hacer bien. Cada persona es diferente, y cada uno tiene su propia forma de estimulación, y ¡no importa si con nuestra anterior pareja nos iba perfecto! Si cambiamos de pareja debemos de considerar el aprender lo que le gusta a esta nueva persona. Principalmente el orgasmo en las mujeres es un tema que sucede por aprendizaje, y que al contrario de lo que nos han enseñado, no es algo que se da con solo la penetración, para muchas mujeres es más fácil tener un orgasmo por estimulación clitorídea que vaginal. Y el tipo de estimulación requerida dependerá de cómo “enseñamos” a nuestro cuerpo a lograrlo ya sea con la autoerotización o en nuestros primeros encuentros sexuales. De ahí la importancia del autoconocimiento que brinda la autoerotización.

Un aspecto importante para tomar en consideración es el tema de la higiene y de los múltiples mitos alrededor de esto. A las mujeres tradicionalmente se nos ha enseñado que allá abajo huele mal, que nuestros fluidos deben de ser quitados, que las vaginas y vulvas no deben oler, o que huelen a “pescado”. Si esto es verdad, es que estas vulvas están enfermas, pero lo normal es que las vulvas huelan a lo que tienen que oler, a sexo. Las mujeres producimos nuestro propio olor, es como una firma química que nos dice que somos únicas, así como cuál es nuestro estado reproductivo (si estamos ovulando o no) y si estamos excitadas. Ese olor es natural, único y delicioso, no debemos de quitarlo, al contrario, ese olor atrae químicamente a la pareja, facilita la excitación y el encuentro sexual placentero.

Depilar o no depende del gusto de cada persona, no es un requerimiento para la realización del sexo oral, solo recordemos, que el vello corporal tiene una función en el cuerpo, y que al quitarlo completamente exponemos nuestro cuerpo a la posibilidad de enfermarse. La función del vello púbico es protegernos; estar totalmente depilado favorece el contagio de ETS, provoca que se generen infecciones en la piel, y aumentan el riesgo de contraer infecciones por bacterias. Además, el vello púbico es el encargado de la diseminación de feromonas, que nos permiten atraer químicamente a las futuras parejas, así como a nivel visual refleja la maduración sexual. Siempre he pensado que quien quiere a una mujer adulta totalmente depilada en realidad puede estar deseando estar con alguien más joven, y aunque no aplica en todos los casos, esa fantasía me parece preocupante. ¿Qué cuerpo no tiene vello púbico? En gustos se rompe en géneros, pero creo que tener un vello púbico recortado, sería lo correcto. Así, no dejo de ser una mujer madura, protejo mi cuerpo, y quito el que posiblemente pueda ser el molesto vello largo que puede quedarse en la boca.

La comunicación es muy importante para un sexo oral placentero, las mujeres debemos guiar a nuestra pareja. Esta guía puede ser a través de instrucciones verbales, sonidos, gestos y/o movimientos del cuerpo. No se trata de dar un manual, sino de aceptar la estimulación y de ir comunicando lo que esa estimulación provoque. Una cadera que se mueve, tensión muscular, gemidos, palabras como ¡ahí!, ¡así, así!, ¡más!, ¡más, más!, son una excitante guía. No hay que temer ser demandante en la cama, si bien es cierto no se trata de exigir y mucho menos forzar, es importante comunicar asertivamente lo que deseamos y necesitamos, y si la persona que te está realizando el sexo oral desea complacer, esto será una gran ayuda.

Para quien quiere dominar el arte del sexo oral, es importante considerar: No se trata de lamer como perro, ni de explorar por explorar. Si pones atención a los gemidos, palabras y/o jadeos, encontrarás aquellos que te marcarán lo que hay que seguir haciendo, con ritmo, con paciencia. Si usas tu boca para estimular, empieza con besos, recorre con la lengua; pero cuando ya está a punto de suceder el orgasmo no cambies el ritmo de estimulación: no hay nada más frustrante que estar a punto de terminar y que por distracción o cambio de ritmo el orgasmo no suceda.

Ideas que te pueden ayudar

Recuerda que no hay nada escrito, y que lo que le gusta a una mujer no le gusta a otra. Pero te daré unas ideas que puedes poner a prueba a ver si a tu chica le funcionan:

  1. Movimientos: prueba mover tu lengua de arriba a abajo, en círculos, de un lado al otro lado, así como pulsar en un solo punto. Cualquiera de estos movimientos (o todos) son muy placenteros, encuentra el que más placer le provoque.
  2. Posiciones: cualquiera de las que te voy a mencionar son muy buenas, solo recuerda la importancia de sentirte cómodo/a y de que ella también lo éste.
    1. Arrodillarse sobre la cabeza, bajando la vulva a la boca, poniendo una almohada grande y suave debajo de la cabeza.
    2. Recostada a la orilla de la cama con el/ella de rodillas en el piso
    3. Acostada con una almohada en la cadera.
    4. Recargada en algún mueble con una pierna levantada.
    5. De lado levantando una pierna y recostando la cabeza en el muslo.
    6. En cuatro puntos para poder recibir la estimulación por atrás.
  3. Temperatura: la boca y lengua es tibia y húmeda, lo que genera una textura y sensación muy placentera, pero puedes jugar cambiando la temperatura de la boca, si metes un hielo a tu boca, y luego lo sacas, podrás lamer o besar frio y esto generará una estimulación altamente placentera. Solo cuida nunca estimular la vulva con el hielo directamente.
  4. Nunca olvides usar barreras bucales de protección en relaciones casuales, o si no conoces tanto a tu pareja, las barreras bucales tipo Dental Dam las puedes conseguir por internet, y las encuentras de sabores, o puedes hacerlas de un condón, con una tijera quitando la punta y cortándolo para construir un rectángulo, colocándolo en la zona genital o anal, y puedes usar condones de sabores. Recuerda que el contacto con los fluidos puede contagiarte de una ETS.

Los métodos y las técnicas varían de persona a persona, y la sensibilidad de la vulva y clítoris es individual, algunas mujeres preferimos lo que yo llamo “MSL: Modo Suave y Lento” sin embargo otras necesitan “MRF: Modo Rápido y Furioso”, jeje., o una combinación de ambos. La estructura de los genitales femeninos también determina el tipo de contacto posible, si la mujer tiene labios vaginales largos, puede gustarle que los chupen o hasta que los mordisquen suave, pero si los labios son pequeños, lamer sería una estimulación más adecuada. Lo mismo con el clítoris, si éste es grande se puede hasta succionar, pero un clítoris escondido, solo disfrutará con ser lamido. Estas diferencias son individuales, y aunque hay vulvas diferentes, recuerda todas son perfectas, sensibles y deliciosas.

Algunas mujeres disfrutamos que, junto con los labios y la lengua en nuestra vulva, uno o dos dedos se metan a la vagina, o al ano. Otras gozaran de que se busque penetrar la vagina con la lengua, pero hay que recordar la lengua no es un pene, y además de que en realidad no se podrá la penetración con la lengua, el sexo oral no se trata de eso, se trata de recorrer, lamer, besar, succionar, principalmente el clítoris, solo hay que recordar que es una zona muy sensible, estirar y dar jalones o mordidas normalmente no es una estimulación placentera.

Los dedos son los mejores amigos de la lengua, no es necesario cansarse al hacer sexo oral, pero si eso sucede se puede intercambiar la estimulación usando los dedos. Solo una precisión, antes de introducir los dedos, uno, o dos, hay que verificar que esa vulva este bien lubricada, y no se trata de hacer de esos dedos otro pene que entre y salga, sino más bien de meterlos, explorar y presionar. Además, la otra mano debe seguir estimulando el clítoris. Recuerda, los orgasmos femeninos en realidad son una acumulación de energía, no hay que llegar directo al clítoris, o a intentar penetrar ni con la lengua ni con los dedos. Para algunas mujeres el clítoris es tan sensible que pensar en llegar a tocar el “botón” como si fuera timbre de elevador en hora de entrada es un fatal error.

Sexo oral significa que uses tu boca para la estimulación, entonces cuando no estés estimulando con ella, puedes hablarle y decirle cosas sexys, sucias, tiernas, nada agradece más una mujer y la relaja en el momento del sexo que oír lo hermosa que es, lo que te gusta de su cuerpo, lo que sientes y deseas, así ella podrá sentirse segura y relajada, así como incrementará su deseo. ¡Ahhh! y si te gusta su vulva, su olor ¡díselo! ¡Ella te lo agradecerá!

Los acercamientos sutiles son lo máximo, besar, lamer, acercarse poco a poco, provocar es el éxito del sexo con las mujeres, acercarse y retirarse, jugar un poco, tocar y acariciar, irse acercando poco a poco, provocar nerviosismo, cosquillas ricas, risa nerviosa, humedad, gemidos, esos son los indicadores de que estas dominando el arte de un buen oral.

Muy importante

Cuando empiece el orgasmo no te alejes, sigue la estimulación solo que más suave, eso permitirá expandir y alargar su orgasmo y si sigues despacio, muy probablemente ella te pedirá más para su siguiente orgasmo. Recuerda que después del primer orgasmo una mujer puede permanecer excitada hasta una hora, así que no olvides dar más orgasmos con la lengua, con los dedos o con tu sexo.

Siempre ten en cuenta

No, significa no. Ten cuidado, no insistas si ella no quiere, los motivos por los que una mujer no quiere abrir sus piernas a tu boca pueden ser variados, casi siempre relacionados con cosas incómodas o dolorosas de su historia, o por mitos o tabúes y que con información puede ir desechando.

Si ella no está lista, es importante respetar, a veces el sexo oral para algunas mujeres está relacionado con una práctica de más intimidad que el sexo vaginal, y por eso en una relación casual no lo aceptan.

Tu barba recién saliendo puede ser extremadamente sexy, pero para un sexo oral no necesariamente es la mejor idea, ya que sentir la lija de tus mejillas en la vulva puede resultar muy incómodo o hasta doloroso. Puedes estimular solo ten cuidado de no lastimar.

No recomiendo el uso de mentas, ya que para algunas personas puede ser molesta la sensación, además de que se deja dulce en la zona genital y esto puede provocar infecciones. En realidad, este tema es un poco al gusto de cada uno. Si se usa, recuerden limpiar prontamente para evitar que el dulce se quede en la zona genital.

Novedades

¿Sabes dar besos de aire? Los besos de aire son una estimulación con la boca que pueden ser muy placenteros si los hacemos directo al clítoris. No se trata de solo soplar, sino de poner tu boca cerca del clítoris sin tocar y darle una caricia con la brisa de tu cálido aliento, pero es más que un soplido, puedes ensayar haciendo el mismo movimiento de hacer bombas de saliva cuando eras niño/a, son pequeños soplidos con algo de fuerza, los besos de aire podría ser una extraordinaria manera de comenzar tu sesión de sexo oral.

¿Conoces el método Kivin? Es una novedosa forma de practicar el sexo oral, donde la mujer recostada levantará una pierna y la pasará por el cuello de su pareja, la cual se colocará de lado y pondrá el dedo índice y pulgar a cada lado del clítoris para levantarlo y presionarlo un poco, pues de esta manera se consigue estabilizar un área más amplia del mismo. Recuerda que el clítoris que vemos es en realidad el glande del mismo y que por dentro del cuerpo hay aproximadamente 10 centímetros más de clítoris. Además de esto, con la otra mano hay que colocar dos dedos en el perineo (el área entre la vagina y el ano) para sentir las contracciones musculares y controlar cuando ella se está acercando al orgasmo, y cuando se sientan las contracciones es momento de ir al clítoris y estimularlo directo con la lengua con movimientos laterales, de un lado al otro, sin olvidar presionar los dedos de ambas manos. Dicen que con este método se puede obtener un orgasmo en 3 minutos. ¿Te atreves a probar?

Te recuerdo que hacer un buen oral requiere de técnica, pero principalmente de conocimiento de la persona con la que estas compartiendo el momento. A su vez es importante tener comunicación asertiva, disposición de ambos para abrirse a la experiencia, y sentir placer.

Más que un manual, requiere de tu disposición para hacerlo, las ganas que se tengan de complacer a la pareja y del gusto por hacerlo. Si lo vas a recibir: Disfrútalo, y déjate llevar hasta obtener todo el placer que desees y necesites. Si lo vas a dar: También saboréalo, disfruta de darte cuenta como tu boca, tu lengua, tu voz, son una extraordinaria manera de dar placer. Y por favor, no olvides que la vulva es un Santuario y debe ser tratado como tal, con gentileza y delicadeza. Es un santuario porque es la entrada del Templo que resguarda los genitales femeninos, que son divinos, porque ahí se guarda la vida, el placer, la feminidad, se guarda la Diosa Sexual que todas las mujeres tenemos. Y como tal debe ser tratada, por una misma y por las personas con las que compartimos nuestro cuerpo.

Hacer un buen oral, despertará a la Diosa Sensual y Sexual que toda mujer tiene. ¿qué esperas para despertarla?

“Es curioso que se le denomine sexo oral
a la práctica sexual en la que menos se puede hablar”

Woody Allen
Prudence #PonteCondon

Ana Laura Rosas Bucio

Amante, intensa, libre y apasionada de la vida. Una soñadora insaciable, no ordinaria, con mucha locura, sin tiempo para cosas que no estén llenas de pasión.

Psicoterapeuta y Sexóloga, comprometida con la salud, el placer y el bienestar de los seres humanos. Directora General de CECAPIP S.C.